.

EN PORTADA: Maggie Arias y el poder de la comunicación aún en silencio

El encontrar la voz de un proyecto o marca no resulta tarea ardua para Maggie Arias quien gracias a sus extraordinarias dotes de observación, ha llegado a la conclusión que absolutamente todo el tiempo estamos comunicando; sobre todo lo que no se dice y ella es experta en escuchar esos significativos silencios. 

EN PORTADA Maggie Arias

El entender y sentir a la marca como una persona es una estrategia que le permite crear estrategias de comunicación que permanecerán rondando la cabeza del espectador. 

Lo auténtico de las campañas de Maggie y lo juguetonas que son con el mundo del arte y del performance han dado impresionantes resultados haciendo que su entrada al área de Marketing y Ventas del moderno Hotel Matilda resultara natural. Con experiencias como “La Cena Erótica”, el hotel se ha popularizado y convertido en tendencia en la siempre innovadora San Miguel de Allende.

Y es que aunque ya cada vez sea más difícil de creer en el amor a primera vista, algo así le sucedió a Maggie cuando asistió al lanzamiento del Hotel Matilda hace una década junto al señor Bruce James y fue en ese momento en el que ella supo que en algún momento colaborarían juntos, y más que saberlo, lo decretó con una voluntad inquebrantable que es ahora una realidad. 

Su meta para el Hotel boutique siempre ha tenido énfasis en combinar la excelencia en hotelería con su ADN artístico e ir más allá de la experiencia que ofrece un hotel convencional y convertirlo en un recipiente vivo y en ebullición de arte vivo. Un espacio donde el huésped no sólo vaya a hospedarse en la noche sino que además respire el arte y se deje cautivar y sentir en esta experiencia que se podría decir es un híbrido entre hotelería, arte y performance.

Es así que hospedarse en Hotel Matilda es de ley para muchos turistas amantes del arte y del bienestar quienes no conciben sus noches en otro sitio que no sea este pues tienen por certeza que la inspiración los alcanzará ante tan sutiles estímulos con resultados que no mienten: Para Maggie la métrica más importante para medir el impacto que se está logrando no son ni los likes ni los comments; es el altísimo porcentaje de huéspedes que regresan a hospedarse a este lugar para juntos continuar escribiendo la historia que entre todos están creando.

La sinergia entre Maggie y Matilda es uno de los matches más afortunados en la historia de San Miguel. No muchos lugares pueden presumir de haber hallado a alguien que entienda su voz y los represente con tanto amor y originalidad como la persona antes mencionada. Invitamos a hospedarse para poder sentir a viva piel los portentosos beneficios de esta creativa y hospitalaria dupla.

Share