.

Se estrena película Mexicana – Sanctorum

by Jeffrey Sipe

Los campesinos luchando por forjar una vida sostenible frente a las amenazas de los cárteles y del ejército han sido protagonistas de varios corto- y largometrajes mexicanos en los últimos años. En 2021, Noche de Fuego, adaptación cinematográfica de la novela Ladydi de Jennifer Clement, fue la representante que México mandó para concursar en los premios Oscar y muchos de los cortometrajes que el GIFF ha proyectado en su Selección Nacional se enfocan en jóvenes frente a la decisión de elegir entre un futuro con el narco o una vida de pobreza.

Sanctorum largometrajes mexicanos

Sanctorum, del director Joshua Gil, se desarrolla en un ambiente similar, pero añade un contexto metafísico único dentro del género. Tan misteriosa como mágica, la película en ningún momento disminuye la realidad de la violencia ni el miedo que se ha apoderado de las vidas de aquellos que trabajan la tierra. De esta manera, en una historia aparentemente simple se logra abarcar las enormes implicaciones.

Filmada en la sierra de Oaxaca con actores no profesionales y hablada casi en su totalidad en mixe, Sanctorum muestra un pueblo rural atrapado entre los cárteles y el ejército, donde la marihuana se ha convertido en el único producto viable.  El cártel paga una miseria a los aldeanos que cultivan la hierba, mientras que los militares los tachan de criminales por trabajar con los cárteles. “Es lo único que sé hacer”, dice uno de ellos, refiriéndose a la agricultura.

La película comienza con una pareja de ancianos hablando de un extraño fenómeno -un sonido “como una campana en el cielo”- que ha desconcertado al pueblo entero. “Algo va a ocurrir”, dice el anciano, y, en efecto, el sonido es anuncio de lo que está por venir.

A través del personaje del maestro del pueblo, el centro moral de la película, Gil pone énfasis en la urgencia de un debate sobre el deterioro de la vida en el campo:

“El dolor que tenemos ya es mucho y se acaba nuestra paciencia.  El gobierno piensa que nosotros somos los criminales. Y eso es mentira. Nosotros somos campesinos y no podemos trabajar en otra cosa. Nosotros solamente sembramos hierba para poder darle de comer a nuestros hijos. No tenemos otra opción que nos dé el gobierno o la vida. Todos los días matan a los nuestros a mano de los narcotraficantes. Y cuando se van llega el ejército. Nos humillan. Nos tratan como animales. Nos golpean. Atacan a nuestras mujeres. No podemos permitirlo nunca más…”.

Este es el mensaje que Gil quiere transmitir, pero no a través de enfrentamientos sangrientos entre los campesinos, el cartel y los funcionarios locales. En su lugar, presenta una visión apocalíptica, la forma del universo para poner fin al ineludible mal que se ha abatido sobre el pueblo.

Sanctorum es una película sobre la violencia, con muy poca violencia en pantalla. La vemos de lejos, la oímos a puerta cerrada. Conocemos la violencia enfermiza. Pero la vida de los campesinos está en primer plano, una vida que ha sido la misma durante siglos hasta que llegaron los cárteles.

Sanctorum es una película hermosa y desafiante, que requiere concentración por parte del espectador. Y vale mucho la pena.

Tras su estreno en el renombrado festival de Venecia y un recorrido por pantallas internacionales, Sanctorum se estrena en salas Mexicanas este 22 de Septiembre, en San Miguel se presentará en el Compartimento Cinematográfico.

Share