.

SABROSO BLANCO LICOR, QUE QUITAS TODAS LAS PENAS, LAS PROPIAS Y LAS AJENAS

Amor y desamor se cura en las pulcatas, se ríe, se llora, se disfruta y, cuando sabes su historia, quedas encantado por su misticismo.

El pulque es una bebida mexicana que tras milenios sigue deleitando paladares, que junto al tequila y el mezcal es una de las de mayor tradición en México; además de ser una de las más antiguas del mundo.

Sus orígenes lo posicionan como un néctar para los dioses. En tiempos prehispánicos, a los que iban a ser sacrificados en el templo de Huitzilopochtli se les permitía beberlo hasta embriagarse. Asimismo, hace cientos de años era la bebida de las clases altas de la antigua
sociedad azteca, quienes lo usaban en festejos y rituales.

¿Cómo se obtiene? Se hace de forma manual y con una extenuante dedicación. El proceso inicia cuando se perfora una cavidad en el corazón del maguey y se raspa para que fluya el aguamiel. Después, ésta se vierte en tinacales para su fermentación y transformación en
pulque; tardando aproximadamente 24 horas.

Es tradición y nutrición, ¿sabías que el pulque posee una gran variedad de beneficios nutricionales? Además, tiene propiedades medicinales, tales como: protección de la flora intestinal, complemento alimenticio, combate el insomnio y la anemia.

Ahora, ¡súmate a la alegría que produce su consumo moderado!

Recorre con nosotros los distintos puntos que forman parte de una ruta llena de tradición, donde los olores y sabores serán tus aliados, y la picardía tu mejor compañía.

 

Primera parada: La Lagunilla Doña Beatriz

Déjate envolver por el viento que corre en este pequeño oasis de paz, repleto de naturaleza. Un lugar cerca de la comunidad de Jalpa, a 35 min. del centro histórico.

El producto estelar es el aguamiel y el pulque, elaborado por doña Beatriz y su esposo, que juntos, ¡han compartido esta tradición por más de 30 años!

Disfruta de una vista panorámica espectacular de la presa y Los Picachos, y acompaña tu
bebida junto con las mejores quesadillas de San Miguel.

Ubicación

 

Siguiente parada: Pulquería La Otomí

Para compartir vivencias y agradables momentos con tus amigos; una pulquería totalmente mexicana, un concepto con estilo diferente. Ubicada en el barrio de San Rafael, cerca del mercado San Juan de Dios y los arcos de la avenida Guadalupe. Entre divertidas dinámicas
y múltiples eventos de temporada, disfruta del aguamiel, pulques y curados que este sitio lleno de arte tiene para ti.

Insta / Ubicación

La tercera parada: Agavia

En el corazón de San Miguel, con un ambiente encantador entre varios niveles y terrazas, desenvuelve tus sentidos con una fresca bebida prehispánica y comida mexicana contemporánea.

Descubre una versión diferente, con toques sutiles de sabor y aroma. Escucha de viva voz la historia de esta bebida ancestral que prevalece, narrada y explicada por el chef y dueño del lugar.

Insta / Ubicación

 

Como cuarta parada: La Pulquería

Un pequeño espacio en uno de los callejones más bellos de nuestra ciudad. Entre un imponente mural y decoración minimalista, encontrarás bebidas prehispánicas que no puedes perderte además del pulque como protagonista. Los curados de pulque son
combinaciones únicas. Las bebidas como el Pozol y el Tejate, refrescarán a cualquier caminante que atraviese las puertas de La Pulquería.

¡No olvides preguntar por su nieve de aguacate y su rico pan de elote!

Insta / Ubicación

 

Ultima parada y nos vamos: Tenerias #2

Antes de finalizar esta ruta, ¡te compartimos uno de los momentos más divertidos! Alista todos tus sentidos y aliados para el #pulquitatime.

Tenerías, una calle en el centro de nuestra ciudad que alberga una experiencia inolvidable que no puedes perderte. Disfruta de una mística cata de licores varios, y entre ellos encuentra a Pulquita; un destilado de pulque como ningún otro. Permite envolverte en el
sabor y descubre cómo éste se intensifica. Sin duda alguna un lugar con gran estilo y variedad de sabores auténticos, que cerrará esta ruta con broche de oro.

Ubicación

Share