.

Noche de Museos en San Miguel

El título es mentira, pero sonaba bien la referencia fílmica para celebrar el Día Internacional de los Museos con un pequeño recuento de los santuarios que honran el arte y que traen el pasado al presente haciéndolo vigente al invitar a la reflexión a la audiencia. 

Prepárate para un recorrido a través de la historia

Museo de La Máscara

La palabra persona proviene del latín que significa máscara y eso es lo que todos los humanos somos incesantemente una continuación de máscaras ante la sociedad que nunca nos permite revelar nuestro ser verdadero, pero ¿qué pasa cuando nos ponemos una máscara y vemos a través de los ojos de alguien más? ¿Podemos entonces ser auténticos?

Este es un concepto interesante con el que entrar al museo de la Máscara en dónde más de 600 máscaras son exhibidas tras haber sido recopiladas de muchos pueblos indígenas. Al viajar, el publicista estadounidense Bill Levas tuvo la magnífica idea de empezar a coleccionarlas y es así que podemos ver estas magníficas piezas surrealistas que aún conservan el espíritu de los danzantes que las portaron para sus bailes ritualísticos. 

 

Museo de Allende

El sitio donde nació y vivió el héroe de Independencia, el generalísimo Ignacio Allende es una elegante casona imponente que data del año 1764 y que fue el regalo de bodas que el papá de Nacho hace a su madre. En la actualidad es un museo que alberga parte importante de la historia de la fundación de la villa San Miguel el Grande. 

 

Museo Casa Canal

Con una construcción que se remonta a finales del S. XVIII , este magnífico espacio arquitectónico fue erigido por los descendientes de Don Manuel de la Canal construyendo una mansión señorial que es considerada el más importante monumento arquitectónico civil de San Miguel. Un símbolo de la elegancia, la buena proporción y el buen gusto conforman lo que actualmente es la Casa de Cultura Banamex. 

 

Museo Del Juguete

Un sitio mágico lleno de objetos artesanales lúdicos que con tan sólo contemplarlos podemos casi escuchar las risas de los niños de antaño a los que hicieron felices deleitando con largas horas de juego. Este museo cuenta con más de 3,500 piezas originales que expresan la creatividad y el buen humor característico de los mexicanos que nunca dejamos de ser niños.

 

Share