.

HOTEL MADI: Un nuevo oasis cosmopolita en el centro de SMA

By Myrna Camacho

Hace unos días, a Mango y a nos invitaron a conocer este fantástico espacio que abrió sus puertas durante lo más fuerte de pandemia. Con una super ubicación en San Francisco 34, Centro, a tan solo dos cuadras de la Parroquia, llegamos emocionados porque cada vez hay más hoteles y restaurantes pet-friendly en la ciudad. 

Al llegar, te recibe una barra de whiskey que se puede apreciar desde la calle. Este acogedor espacio es ideal para esperar con un trago mientras te dan tu habitación o simplemente tomarte algo antes de salir a pasear; incluso lo puedes rentar para algún evento privado, es bastante versátil. Ya entrando al hotel, es imposible no voltear a ver la enorme escultura que se posa en el centro por el artista mexicano Alejandro Sosa, rodeada de otras a lo largo de los pasillos que te hacen sentir esa vibra de un buen hotel boutique. Con sus 23 habitaciones y 5 categorías: superior, doble, deluxe, master con tina y master terrace, Hotel Madi que significa Amor en Otomí, ofrece las comodidades y amenidades que hasta el viajero más exigente necesita. 

Una vez que recorrimos un poco el hotel, llegamos hasta el rooftop, ¡nuestros lugares favoritos! Y este seguramente se convertirá en uno que visitaremos con frecuencia. El rooftop está enmarcado por una piscina alargada y de tamaño justo para refrescarse por las tardes, con una pequeña barra al fondo para que la refrescada sea aún mayor. Y la mejor parte es que puedes adquirir un day pass para usar la piscina y pasar una tarde a gusto en este nuevo rooftop de la ciudad. Ah, y por supuesto, no podía faltar la vista a la Parroquia, que siempre luce en las fotos.

A un costado está la zona lounge en donde puedes desayunar perfectamente tomando los primeros rayos de sol, o comenzar a precopear ya entrada la tarde. Su cocina es internacional, porque lo mismo puedes pedir unos hotcakes o unos chilaquiles con huevo para la mañana; nosotros probamos los chilaquiles divorciados y super recomendamos. 


¿Qué más podemos decir de Hotel Madi? Tiene servicio de spa, así que no hay pretexto para no desestresarte y renovarte durante tu estancia. O incluso si no te hospedas, puedes desayunar, comer o cenar en su restaurante bistro o pasar a su bar a descubrir su coctelería de la casa. Y otros detalles que vale la pena mencionar: tiene elevador, a diferencia de otros que por ser construcciones antiguas no lo tienen; y todos los niños son bienvenidos, así que es un hotel versátil para el viajero de negocios o la familia que está de vacaciones. 

Mango y yo quedamos muy contentos (y llenos después de esos chilaquiles), pensando en que regresaremos ahora por un cocktail. Muchas gracias a Hotel Madi y Mar Gallardo por la invitación y aquí tiene su estrellita de pet-friendly places, super aprobado por Mango. 

Share