.

Exposición de CALAVERAS

By Pamela Fink

Al desaparecer nuestra piel, secarse nuestros ojos y caerse nuestra cabellera, todos los seres humanos somos escalofriantemente parecidos en nuestros despojos. Lo único que queda de la vida es una blancuzca calavera que mira con profunda oscuridad desde las cuencas vacías que representan tinieblas. 

Esta escabrosa pero poética figura lleva siglos inspirando a artistas. No hace falta sino leer el famosísimo monólogo de Hamlet en el que debate las posibilidades entre la vida y la muerte mientras sostiene una calavera sobre su mano.

Exposición de CALAVERAS punto actual

La misma fuente de inspiración y lo efímera de nuestra vida, ha servido como excusa perfecta para que Trager & Pinto organice una exposición de calaveras en donde conjunta el saber artístico de múltiples artistas y exhibe el mismo tema mortuorio en la variedad más peculiar de piezas y de técnicas. 

Esculturas, lienzos, collages, acuarelas y telares son solo las técnicas que diversos creadores eligieron para rendir tributo a La Flaca, a la tan respetada y admirada muerte a la que los mexicanos parecemos tener fervor y cariño más que temor y odio como en otros pueblos acostumbran a hacer. 

El mismo espíritu juguetón del mexicano se ve reflejado en esta exposición de muerte hecha por vivos. Algunos de los artistas que destacan con sus piezas son: 

Las impresiones piezográficas de Marina Viancini quien por años ha dedicado su vida al diseño de producción audiovisual labor que ha aumentado su curiosidad y forma de plasmar la vida y la muerte en estas impresionantes imágenes que resuenan con nosotros desde la ultratumba. 

Representando los colores de la bandera LGBT está la juguetona pieza de Pedro Ramírez Vázquez quien pareciera implicar que aquello que nos define en vida, seguirá con nosotros para la posteridad en la memoria de la gente. 

Nuestra frecuente exhibidora la artista Victoria Ezquerra nos regala fruto de su imaginación a una Amazona difunta a la que ni la mismísima muerte le impide disfrutar de cabalgar a toda velocidad en su brioso caballo. 

Continuando con el tono risueño, se encuentra el lienzo con tonalidades azules en su  mayoría de Paloma Camarena quien parece hacer una mofa de aquel sentimiento de ansiedad y de “eterna” espera que sentimos al esperar que aquel ser amado nos contacte con su “Esperando que me hable la Muerte”. 

La elegante escultura de Antonio Loza Hecht que muestra una calavera negra en contraste con la blancura prístina de una almohada blanca nos invita a una reflexión más profunda sobre la vida y sus claroscuros. 

En cuanto a collage, una fotografía antigua fue intervenida por Lorena Campillo para superponer la imagen de alguien que pereció hace muchos años con la de la calaca.

Una cajita con un cigarro y hojas de cicuta con una leyenda que reza “Así no quiero morir” de Bernardo Barquet parece ser una reflexión sobre el poco poder de elegir que tenemos sobre nuestra muerta hablando del suicidio como una oferta de libertad al abandonar este plano.

Entre otras piezss, podemos encontrar una reinterpretación de “El Nacimiento de Venus” de Botticelli en donde en lugar de ver a la bellísima dios de rosadas mejillas, ésta es reemplazada por una calavera haciendo tal vez alusión a lo efímera y frugal que es la belleza. 

Para contemplar estas y muchas más piezas mortuorias, invitamos a todos a la Exposición de Calaveras que tendrá lugar a partir del 21 de octubre en Punto Actual dentro de Fábrica La Aurora

Share