.

EN PORTADA: Produce en el Set y en el Restaurante como Ximena de León Campomanes

Al conocer un restaurante tan querido y admirado por la gente como lo es “Marsala, Cocina con Acentos” lo primero que se suele retratar son los coloridos platillos y la visión que tuvo la chef al crear este concepto pero normalmente no se va más allá.

En Local Guide decidimos ahondar en la otra cara de la espátula para dar voz a alguien con quien sin su colaboración no sería posible la buena operación del restaurante: Ximena de León Campomanes.

EN PORTADA  Ximena de León Campomanes Marsala Restaurante

Proveniente de la industria de la producción audiovisual, Ximena ha encontrado en el mundo gastronómico un excelente reemplazo y más allá de un sustituto, halló algo mucho más significativo; una nueva familia. 

Los paralelismos son peculiares; los meseros en vez del crew, el restaurante en vez de la locación, la decoración en lugar de la dirección de arte, el mobiliario reemplaza a la escenografía y la chef toma el papel de directora y ella repite su rol como productora. 

A pesar de estas analogías, una vida más alegre  y menos estresante es la que se lleva a cabo dentro de Marsala. Estar rodeada de suculentos platillos no tiene comparación con el insulso catering de producción. Ni qué decir del número de horas que se pasa en cada proyecto llegando las de un llamado a superar fácilmente las 14 horas en innumerables ocasiones mientras que estar en un restaurante resulta más noble para el bienestar físico y emocional. 

Todo comenzó cuando Ximena conoció a la Chef Marcela Bolaño y comenzaron a colaborar juntas. Un aspecto que saltó a Ximena fue que muchas veces las personas creativas tienden a descuidar el área operativa y administrativa no siendo este su fuerte. “Muchas veces incluso, los mismos artistas llegan a poner de su propia bolsa con tal de que todo salga de acuerdo con su visión”.

 Afortunadamente, Ximena conoció a tiempo a Marcela y se encargó del área de operación y administrativa del vistoso local lleno de murales de animales exóticos como flamingos y simios dándole un toque de frescura y libertad. 

La dupla de ambas permite balancear la parte artística con la lógica resultando en un combo invencible. Mientras una se sensibiliza con algunos aspectos artísticos/gastronómicos, la otra aterriza y concretiza las a veces intangibles ideas. 

Una actividad que actualmente distingue a Marsala y que a Ximena divierte de sobremanera son los Tues-gays en donde todos los martes a partir de las 6, un espectáculo de Drag Queens se lleva a cabo en sus instalaciones. 

Esto, además de divertir a los asistentes con un espectáculo pasando por repertorios de varias divas, asegura que los Martes Marsala esté casa llena con esta magnífica idea de apoyar a la comunidad LGBTTTIQ+. 

Así que la próxima vez que asistan a un restaurante, no pregunten sólo por las recomendaciones del Chef sino de la mente que está detrás de su correcto funcionamiento. 

Share