.

EN PORTADA: LUCAS RISE La pintura y el pincel como armas de expresión

Para la imaginación, el único límite es el que nosotros mismos nos ponemos a veces. Y cuando pensamos en una imaginación libre, llena de color, de figuras y formas caleidoscópicas que atrapan la mirada y provocan un suspiro, es inevitable pensar en el trabajo de Lucas Rise. El artista argentino llegó a San Miguel de Allende para quedarse, y a su paso crear monumentales obras sobre muros y muebles restaurados que cobran vida al segundo en el que coloca sus refinados pinceles sobre las superficies. 

Su talento y su capacidad para convertir cualquier superficie en un portal surrealista hacia otras dimensiones, han maravillado en cada lugar en el que ha expuesto y en el que ha dedicado horas de minucioso trabajo y esfuerzo. Esa tenacidad y pasión por su arte es lo que nos ha encantado, y de ahí que sea él nuestro protagonista de la edición julio 2021 de Local SMA Guide. 

 

El protagonista de LOCAL Julio 2021

Tuvimos la oportunidad de intercambiar unos pensamientos con Lucas, para conocer más sobre él y su obra, y para entender cómo ha desarrollado ese talento nato y lo ha materializado en infinidad de piezas de mobiliario, en mural, y prácticamente en cualquier objeto que su imaginación le permita. Lee aquí la entrevista. 

 

L: Anteriormente has mencionado que comenzaste a pintar a los 12 años. ¿De dónde nace ese interés por la pintura?

LR: Mi primer interés por la pintura nace cerca de mis 12 años y ahí es donde comienzo a hacer mis primeros trazos en un taller de pintura de letras, esto me lleva a conocer y comenzar a pintar con pinceles caligráficos y pintura de aceite, utilizados para este oficio, un estilo de pintura de gran y largos recorridos de pincel; líneas largas y precisas. Esto determinó y afectó mi vida ya que utilizo los mismos materiales 30 años más tarde, solo que ya no pinto letras. Mi percepción y aprendizaje visual se han enriquecido.

L: Tu trabajo se desenvuelve entre el mural y los muebles, ¿siempre fue así o cómo llegaste a especializarte en ellos? 

LR: Con mucho apoyo de mi familia, mis padres fueron los primeros en regalarme mi primer tarro de pintura y pincel. Y no solo eso, la opción de cualquier pared para realizar un mural. A los 12 años comencé con los muros y a los 16 comencé con los muebles, sin saber donde esto me llevaría. Solo fueron mis primeros contactos, tanto el muro como el mueble que sí, han logrado permanecer fuertemente en mi vida artística hasta la actualidad.

L: Tu estilo es muy característico, esa fijación por la geometría y los patrones nos recuerda inevitablemente a Pedro Friedeberg. ¿Cómo lo definirías y quiénes te han inspirado?

LR: Es válida la asociación con el trabajo de Pedro, sí, tenemos cosas en común, nos gustan las obras cargadas de figuras, hacemos uso de la repetición y la utilización de motivos de estilo gráfico. Esto en lo que corresponde a su obra pictórica. Lo que nos diferencia es que su obra tiene una intención o destino más “óptico” y lo mío va más por lo “sensorial”. Mi trabajo está más en un mismo plano, el de Pedro utiliza más fugas y enfatiza más las profundidades.

Mi estilo se ve inspirado por el diseño en general, mayormente trabajos de tribus como Fulani y Yoruba (África), y Huichol (México). Todas las expresiones gráficas tradicionales.

L: Hasta el momento ¿cuál ha sido el proyecto más retador en tu carrera? 

LR: Un mural en Guadalajara, Jalisco. Fue un mural de 360 grados, todas las paredes en un trabajo espectacular: 120 m2, miles de líneas. 

L: Hablemos sobre San Miguel… ¿Cuándo llegaste y qué has encontrado aquí que no encontraste en ningún otro lugar de México o el mundo? 

LR: Llegué a San Miguel de Allende en 2007. Y desde entonces comencé a frecuentar y pasar tiempo en la ciudad. Hoy ya estoy instalado permanente, casa, estudio y amor. Lo que me atrajo de San Miguel tal vez desde una percepción artística, se me hizo un pueblo muy conectado con las emociones y para un artista eso es un lugar maravilloso, ya que se respeta mucho al artista aquí. La magnífica obra de Zeferino Gutiérrez. La parroquia.¡ Increíble trabajo!   La fábrica La Aurora. Han sido también emblemas muy atractivos para mí.

L: Cuéntanos sobre tu estudio, ¿se puede visitar? ¿Dónde podemos ver tus obras en San Miguel?

LR: El estudio es un lugar de mucha producción actualmente. Trabajando en muchas piezas, es buen momento para visitas. El estudio se puede visitar bajo una cita, escribiéndome por email a lucasriseart@gmail.com. También con una muestra para que visiten en Sotheby’s, Sollano 19. Centro.

L: Por último, ¿qué le dirías a todas aquellas personas que quieren dedicarse al arte, especialmente a la pintura, pero que no les resulta tan sencillo?

LR: Empezar primero por el oficio. No preocuparse tanto por crear una obra de arte al comienzo.Hoy en día existen plataformas de cursos online de oficio, yo dicto uno en Doméstika, por cierto. 

Agradecemos a Lucas por todas las facilidades para esta edición de LOCAL. Visita su perfil de Instagram para conocer más sobre su obra y sus nuevos proyectos. 

 

Encuentra LOCAL Julio 2021 en hoteles, restaurantes, concept stores, galerías y todos los hotspots alrededor de San Miguel de Allende; y síguenos en Facebook e Instagram para enterarte de nuevos lugares y todo lo que está pasando en la ciudad. ¡Hasta la próxima ‘En Portada’!

Share