.

El Poder del OM

¿Sueles pasar noches en vela analizando si tu vida vale la pena? ¿Sobreanalizas tus acciones, omisiones y pensamientos? ¿No puedes acallar tu mente ni por un minuto? 

Tal vez la meditación podría representar una solución a esta clase de ansiedad, esta técnica milenaria ha probado ser útil a miles de personas quienes concuerdan en que es una forma de relajar su mente sin aceptar o rechazar ningún pensamiento y simplemente dejarlo seguir su camino sin que éste tenga el poder de afectar nuestro estado emocional. 

 

Conoce algunos centros que pueden ayudarte a llegar al tan cotizado Zen. 

 

Imagina bailar sin control a tus movimientos y con libertad corporal total y no, no es un ataque de epilepsia sino uno de los ecstatic dances que Casa Shala trae para ti en este centro que se caracteriza por sus múltiples actividades dando especial énfasis a la sanación espiritual sonora.

Instagram

 

Ahora que tu cuerpo está liviano, es tiempo de despertar tus sentidos con el método de Quantom Flow que combina ejercicios de respiración (de esos que hacen que escapes de tu cuerpo y que las manos y la quijada te cosquilleen), con hipnoterapia y tantra en Satteva que es un centro holístico especializado en tu bienestar energético. 

Instagram

https://meditationsma.org/ 

 

Ahora que ya posees control de tu cuerpo y respiración, el momento ha llegado de llevar las cosas al siguiente nivel y de implementar cambios en tu estilo de vida siguiendo el ejemplo del Buda con sus enseñanzas de zazen que consisten en la meditación en la tradicional postura de flor de loto colocando las palmas hacia el cielo con los ojos y la mente relajados. 

Al obtener esta postura, es importante controlar la respiración expulsando el aire lenta y silenciosamente por la nariz mientras que las inhalaciones se hacen de manera natural.

Tras estos movimientos conscientes, tenemos la certeza que tu mente ha acallado esos pensamientos inciertos y que tu espíritu se encuentra más cerca del Nirvana. Ahora puedes afrontar tus problemas combatiendo la oscuridad con la luz divina que se encuentra en tu interior y con el exquisito arte del desapego. 

 

Share