.

EL Corredor del JAGUAR ruge en San Miguel

El momento ha llegado de ayudar a los grandes felinos de nuestro territorio y hacer que lo único que esté en peligro de extinción sea nuestra apatía por no sumar a una noble causa dedicada a la conservación de los bellísimos jaguares. 

Con más de 15 años y operando en más de 40 países, la Organización para la Conservación del Medio Ambiente Panthera llega a nuestro país encabezada por Diana Friedeberg y su férreo impulso de sumar a tan loable causa a través de distintos estímulos siendo el principal el apoyo artístico para la recaudación de fondos. 

Uno pensaría que lo más práctico que se podría hacer para conservar a tan bellos animales sería crear una reserva natural en donde pudieran estar en libertad y reproduciéndose salvando así a su especie. Sin embargo, tan simplista lógica tiene una gran falla: comienza a escasear la caza en un mismo territorio y al estar delimitados por un espacio geográfico reducido, comienza la reproducción entre la misma familia resultando en algunos defectos genéticos. 

JAGUAR San Miguel

Es así que surge la iniciativa del corredor del Jaguar en donde estas reservas puedan comunicarse entre sí. Evidentemente, el realizar estos proyectos implican una logística complicada al educar a las propias comunidades a respetar al hábitat y a los granjeros a no dar caza a los felinos al considerarlos una amenaza para sus ganados. 

Ahora mismo la fundación se encuentra a punto de dar un gran paso para su consolidación al contar con el reconocimiento del gobierno de Campeche quienes esperamos pongan gran énfasis en la preservación de la especie. 

Y  como no podía ser de otra manera, la forma de apoyar de San Miguel de Allende se inclinó más a la parte artística con una exposición que continúa durante el mes de enero dentro de las instalaciones de Galería Casa Diana ubicada en el corazón de la Ciudad. 

En la exposición y movimiento colectivo que se promueve con el #JaguarInterior artistas como Tuek, Michelle Solberg y Pedro Friedeberg exhiben su obra multidisciplinaria que no simplemente rinde homenaje a la figura del jaguar sino que lo trasciende sublimándolo. 

La pintora Michelle Solberg tuvo la amabilidad de compartir el gran entusiasmo que ha sentido desde la llegada de la fundación a México y lo orgullosa que está de poder colaborar con piezas que año con año han sido expuestas. 

Lo intrigante de los vívidos retratos felinos de Solberg es el especial cuidado e iluminación que plasma en el ojo de los grandes cazadores de la selva haciendo sentir como si en verdad las pinturas poseyeran vida propia. 

Si aún quieres que las futuras generaciones sean capaces de ver a las majestuosas bestias corriendo en libertad, te invitamos encarecidamente a asistir a la Galería Casa Diana para adquirir una de las piezas de las que un porcentaje de venta será donado para poder seguir escuchando aquellos imponentes rugidos.

Share