.

ALDAMA: LA CALLE QUE LO TIENE TODO Un recorrido por la calle más icónica de San Miguel 

Es increíble los secretos que un par de cuadras pueden guardar. No importa el lugar, desde el pueblo más pequeño hasta obviamente las grandes metrópolis: siempre hay algo por descubrir en unos cuantos pasos. Y hablando de calles que esconden maravillas, es impensable hablar de San Miguel de Allende sin detenernos en la calle Aldama, por mucho el paisaje de fondo de la gran mayoría de las fotos que vemos en Instagram, de los videos de Tiktok y de todo el contenido creado en el pueblo. Es su privilegiada ubicación y el encuadre perfecto que ofrece hacia la Parroquia lo que han convertido en un must para recorrer y hacerse la foto obligada. 

Es irónico que a pesar de ser una de las calles más transitadas del centro, no siempre conocemos lo que tiene para ofrecernos. Con eso en mente, decidimos darnos una vuelta para caminarla desde su inicio, justo atrás de la Parroquia (Cuadrante) y hasta su desemboque en la Fuente Roja. En tan solo tres cuadras, podemos descubrir la esencia de San Miguel. Aquí te contamos. 

Bajando por Aldama

Además del uso residencial que tiene la calle, desde que comienza podemos encontrarnos los primeros negocios, como La Casa del Inquisidor, un espacio en donde Martha Grife por años se ha dedicado a enseñar a tejer y a utilizar los estambres para crear verdaderas piezas de diseño. Después, del lado derecho, una pequeña y modesta galería de arte nos comienza a empapar de la propuesta artística local. Para hospedarse en esta calle emblemática, detrás de su magnífica puerta tallada en madera tenemos la Posada Corazón y Hacienda El Santuario con su colección fascinante de arte mexicano y un mini-bar decorado con un increíble mural titulado “La Sanmiguelada”, definitivamente un spot escondido para fotografiar y compartir. Allí mismo y para darte un respiro y refrescarte, estás de suerte porque la barra de aguas frescas La Samaritana tiene poco de haber abierto. 

Y ya que descansaste, ¿por qué no hacer shopping? Para eso está Asteria by José Yañez, una boutique ecléctica con artículos hechos por el diseñador, que se ha posicionado como un digno representante del diseño nacional; aquí te ‘perderás’ un buen rato, te advertimos. A unos pasos, y si lo tuyo es el calzado y los sombreros únicos, tienes que entrar a Cock of the Walk Designs de Carrie Cameron, artista y diseñadora de botas y piezas one of a kind y una de las pioneras en siempre mantener el arco de entrada decorado con flores, embelleciendo aún más la calle. Revisar porque creeo que JOsé esta dentro de las botas de Carrie C Y claro, no pueden faltar los accesorios, un área en donde Elisheva & Constance tiene fuertes credenciales como una de las marcas de diseño de joyería más reconocidas de México. 

Otro par de hoteles destacados son Hotel Matilda que nos gusta por sus espacios paradisíacos y sus amenidades de lujo (procura pasar a probar Moxi y un drink en Múi, o relajarte en su spa), y en la esquina emblemática está Mansión del Bosque, que conserva toda la vibra de las propiedades antiguas ofreciendo habitaciones muy accesibles y cómodas. Seguimos bajando y justo en una de las entradas que dan a la calle de Aldama a unos pasos frente a los juegos para niños del Parque Juárez), encontrarás una oficina de Coldwell Banker, ya sabes, por si te dan ganas de hacerte de una propiedad en el pueblo, casual. 

Por supuesto que tienes que seguirte hasta Fantastic – Xocolatl para recuperarte con una buena dosis de energía con el chocolate artesanal que preparan y que es perfecto para llevar como souvenir a tu familia y amigos. Para este punto habrás llegado a la glorieta de la Fuente Roja, encontrándote de frente con el bellísimo Hotel Golpe de Vista, donde terminamos nuestro recorrido. El resto te lo dejamos de tarea para que descubras caminando todo lo que aún no conoces de San Miguel. 

Share